RSS

Los billetes crecen al sol

04 May

Los paraísos fiscales están de nuevo en el punto mira después de que el gobierno de Suiza anunció que congelaría 646 millones de euros de las cuentas de Gadafi, Mubarak y Ben Alí. Parece que el gobierno del paraíso fiscal por excelencia, trata de lavar su imagen al congelar los fondos de los ex-dictadores que en principio serán devueltos a sus países de procedencia. Pero no solo dictadores o criminales declarados utilizan los paraísos fiscales, sino que esto es una práctica común entre las grandes empresas. “En la campaña solía hablar de lo indignante que resultaba un edificio de las Islas Caimanes en el que más de 12.000 empresas decían tener su sede, como dije entonces, o es el edificio más grande del mundo o el mayor fraude fiscal del mundo”. llegó a decir Barack Obama, que afirmó durante su campaña electoral que actuaría contra las empresas que utilizaban los paraísos fiscales para evadir impuestos.

¿Pero qué es un paraíso fiscal?  Un paraíso fiscal es un país que exime del pago de impuestos a los inversores extranjeros que mantienen cuentas bancarias o constituyen sociedades en su territorio. En estos lugares conviven por tanto dos tipos de sistemas fiscales. Mientras que los ciudadanos y empresas residentes en el propio país están obligados al pago de sus impuestos como en cualquier otro lugar del mundo, los extranjeros gozan en la mayoría de los casos de una exención total, o al menos de una reducción considerable de los impuestos que deben pagar. Esto es así siempre y cuando no realicen negocios dentro del propio paraíso fiscal. Los estados que aplican este tipo de políticas tributarias lo hacen con la intención de atraer divisas extranjeras para fortalecer su economía. En su mayoría se trata de pequeños países que cuentan con pocos recursos naturales o industriales. Difícilmente podrían subsistir de no ser por la boyante industria financiera que crece a la sombra de los capitales extranjeros.

Otro de los grandes problemas que ofrecen los paraísos fiscales es su gran opacidad y su falta de colaboración con entidades pública, todo esto permite poner a salvo dinero que procede de todo tipo de actividades delictivas que luego de pasar por estos lugares regresa al sistema económico de forma legal, produciéndose el blanqueo de capitales de forma que no se puede rastrear el dinero.

En el contexto de crisis económica que vivimos actualmente los paraísos fiscales son utilizados por las grandes empresas para evitar pagar millones de euros en impuestos, en gran parte debido a la pérdida de millones de euros por parte de los estados se producen fuertes recortes en los derechos sociales para llevar a cabo la reducción del déficit público. Pero no solo empresas privadas, sino también esos grandes “héroes del mundo moderno” como son muchos deportistas profesionales (multimillonarios por otra parte) utilizan este “truco” para evitar pagar demasiados impuestos, estas personas dicen vivir en estos lugares cuando la verdad no es esta sino que lo único que hacen en sus “lugares de residencia” es pagar menos impuestos. Como dice el refranero nacional, “la avaricia rompe el saco”.

Fuentes: attac

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en mayo 4, 2011 en Actualidad

 

Etiquetas: , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: