RSS

El ¿consenso? de mínimos

30 May

Desde hace más de una semana en que la acampada de la Puerta del Sol publicó su lista del “consenso de mínimos” mucho se ha hablado sobre los mismos, ya que si bien mucha gente esta a favor de que el intento de conseguir objetivos progresivamente, hay otros que consideran esto una traición a los principios por los que la gente se echo a la calle el 15 de mayo. El consenso de mínimos pretendía establecer líneas de debate para conseguir estos cuatro puntos:

1/ Reforma electoral encaminada a una democracia más representativa y de proporcionalidad real y con el objetivo adicional de desarrollar mecanismos efectivos de participación ciudadana.

2/ Lucha contra la corrupción mediante normas orientadas a una total transparencia política.

3/ Separación efectiva de los poderes públicos.

4/ Creación de mecanismos de control ciudadano para la exigencia efectiva de responsabilidad política.

Estos consensos mínimos van sobretodo encaminados a conseguir una reforma política que sería el primer paso para conseguir un cambio hacia un sistema más representativo y que permitiera posteriormente dar el paso a conseguir el resto de objetivos del manifiesto original. Durante las asambleas de diferentes ciudades se ha debatido sobre los mismos y mientras que algunos tratan de buscar soluciones más realistas y factibles, otros son partidarios de una línea más “dura” que pretende cambios drásticos.

La indignación está en la calle, acampada o no, el malestar es evidente y la gente se multiplica en las manifestaciones y asambleas, pero en ocasiones falta un punto de avance. Es difícil alcanzar un consenso total ya sobre estos puntos, las alternativas propuestas por unos son rechazadas por otros y se oyen todo tipo de ideas, pero si ya es difícil convencer a la gente de las asambleas ¿qué pasa con el resto de la población, los que miran con escepticismo a las muchedumbres agolpadas en las plazas?.

Hay grandes debates en los diferentes grupos locales sobre que camino tomar, las fuerzas flaquean y las asambleas son cada vez menos multitudinarias, solo sucesos como los ocurridos el viernes en Cataluña vuelven a unir a las grandes masas que se reunían al principio. El consenso absoluto es imposible, siempre habrá alguien que tenga una opinión divergente y he aquí el fallo de muchas asambleas de tratar de buscar un consenso absoluto, quizás la simple elección con calma de una serie de propuestas a estos puntos mínimos y la votación por parte de los asistentes sea lo mejor, pues sino las asambleas y las acampadas se verán en un laberinto sin salida de debates que acabarán cansando a muchos de los presentes.

Vivimos en una época en que las prisas son protagonistas, la gente busca soluciones y rápidas, y aunque la calma debe reinar para pensar con la cabeza fría, las propias acampadas fueron las dinamizaron un movimiento, hasta el momento en que parecía que cambiaríamos todo en unos días. Si bien queda mucho camino por recorrer, cada minuto que pasa en el que el movimiento tiene una ambigua identidad hace que para muchos las dudas no paren de aflorar. Es necesario elaborar un consenso de mínimos con propuestas claras aceptadas por la mayoría que permita seguir las movilizaciones con objetivos y propuestas claras que convenzan a los “escépticos”, hagamos lo que los políticos no consiguen, salir de la ambigüedad y proponer alternativas.

 

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en mayo 30, 2011 en Movilización

 

Etiquetas: , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: